Navegación
Articulos Recientes
« El misterio de la desaparición de las manchas solares: Finalmente resuelto? | Main | Encuentran fósil de un hombre de neardental bajo aguas marinas »
domingo
jun212009

Los Mayas cultivaban la yuca hace 1,400 años

Un equipo de arqueólogos y antropólogos de la Universidad de Colorado, EE.UU., ha descubierto un antiguo y anteriormente desconocido sistema agrícola Maya - un gran campo de yuca cosechadas intensivamente como cultivo básico que fué enterrado y exquisitamente preservado bajo un manto de cenizas por una erupción volcánica en El Salvador 1,400 años atrás.

Restos de la aldea Maya de Joya de Cerén en El Salvador, sepultada por una erupción volcánica alrededor del año 600 d. C.La evidencia muestra que el campo de mandioca (yuca) -por lo menos un tercio del tamaño de un campo de fútbol- se cosechó sólo unos días antes de la erupción del volcán de Loma Caldera, cerca de San Salvador en el 600 d. C. aproximadamente, dice el profesor de antropología Payton Sheets, quien dirige las excavaciones en la antigua aldea Joya de Cerén. El campo de cultivo de mandioca se descubrió adyacente a Cerén, el cual fué sepultado bajo 17 pies de cenizas y es considerado el pueblo agrícola más antiguo y mejor conservado de América Latina.

Las antiguas camas de plantaciones del tubérculo rico en carbohidratos son las primeras y únicas pruebas de un sistema intensivo de cultivo de la mandioca en cualquier sitio arqueolégico del Nuevo Mundo, dice Sheets. Mientras que dos porciones aisladas del campo fueron descubiertas en el 2007 siguiendo un trabajo de radar y excavaciones limitadas, 18 pozos excavados en la primavera del 2009 - cada uno de unos 10 pies por 10 pies - permitieron a los arqueólogos estimar el tamaño del campo y evaluar las actividades agrícolas que ocurrieron allí.

Sheets dijo que polen de yuca ha sido encontrado en los sitios arqueológicos de Belice, Mexico y Panamá, pero no se sabe si fué cultivada como un producto principal o sólo unos pocos restos de plantas de jardín. "Esta es la primera vez que hemos podido ver cómo los antiguos Mayas cultivaban y cosechaban la yuca", dijo Sheets, quien descubrió Cerén en 1978. "Se tomaron impresiones en yeso dental de los huecos de las cenizas dejados por la descomposición de material vegetal en las camas de las plantaciones para preservar su forma y tamaño", dice Sheets. La evidencia muestra que el campo fué cosechado y luego replantado con cortes de tallos de mandioca  pocos días antes de la erupción del volcán.

Algunos antropólogos han sospechado que los tubérculos de mandioca - que pueden ser más de tres pies de largo y tan gruesos como el brazo de un hombre - fueron como una salvación alimentaria para antiguas sociedades indígenas que vivían en grandes ciudades de América Latina. "Se sabe desde hace mucho tiempo que el maíz, el frijol, el cacao y la calabaza fueron parte integral de la dieta de la cultura Maya, pero éstos son sensibles a la sequía y requieren de suelos fértiles", dijo Sheets.

"Debido a estas delicadas condiciones para producirlos, estos cultivos recibieron mucha atención, y tenían funciones importantes en las actividades religiosas y cosmológicas de los Mayas", dice Sheets. "Pero la yuca, que crece bien en suelos pobres y es muy resistente a la sequía, no la tuvo. Me gusta pensar de la mandioca como un viejo Chevy acumulando polvo en el garaje, el cual no recibe mucha atención, pero que siempre arranca sin problemas cada vez que se necesita".

Estructura Maya en uno de los sitios de excavación en la Joya de Cerén.Los cálculos de Sheets indican que los campos de plantación de Cerén habrían producido alrededor de 10 toneladas métricas de yuca al año para los 100 a 200 aldeanos se cree que vivieron allí. "La cuestión ahora es lo que estas personas en la aldea estaban haciendo con toda la yuca que se cosechó a la vez", dijo. "Incluso si estuvieran pasando un hambre terrible, no podrían haber consumido tanto". El equipo de investigadores también encontró que las formas y tamaños de cada uno de los cerros y los pasillos entre las plantaciones de mandioca eran muy variados. "Esto indica que los agricultores de Cerén tenían control sobre los campos de cultivo de sus familias y lo hacían de la forma en que ellos querían, sin una autoridad superior externa que les dijera qué y cómo hacerlo", dijo.

Los investigadores también encontraron que los campos de yuca y maíz en Cerén estaban orientados 30 grados al este del norte magnético - la misma orientación que el pueblo y los edificios públicos del centro de la ciudad, dijo Sheets. "Los aldeanos establecían los campos agrícolas y las estructuras de la ciudad con la misma orientación que el río más cercano, demostrando la importancia y la reverencia que los Mayas tenían al agua", dijo.

"El volcán en Ceren cubrió las estructuras de adobe, las azoteas cubiertas con paja, las vigas de las casas, las cestas tejidas, las esteras de dormir, las herramientas de jardín y los depósitos de granos.  La altura de los tallos de maíz y otras pruebas indican que la erupción se produjo a principios de una noche de agosto", expresó Sheets. Debido a que es poco probable que el pueblo de Cerén fueran los únicos cultivando intensivamente la mandioca, Sheets y sus colegas están ahora investigando con pruebas microscópicas los residuos químicos y botánicos de otros sitios arqueológicos mayas que pudieran ser indicadores del cultivo y procesamiento de la mandioca. 

Sheets dijo que "los aldeanos descendientes directos de los Mayas que viven en la región tienen una larga tradición de cortar las raíces de la yuca en pequeños trozos, dejándolas secar por ocho días, y luego muelen los pequeños trozos hasta convertirlos en un polvillo fino conocido como almidón de yuca. Este almidón se puede almacenar hasta casi indefinidamente, y se ha utilizado tradicionalmente por los pueblos indígenas de la región para hacer tamales, tortillas y como agente espesante para guisos", dijo.

Como los pueblos indígenas en América del Sur tropical usan la mandioca en la actualidad para preparar bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, el equipo de investigación realizará pruebas en los recipientes de cerámica recuperados en diversas estructuras de Cerén y ver si pueden encontrar rastros de mandioca. Hasta la fecha, se han excavado en 12 estructuras, y otras detectadas por el radar penetrante de tierra aún permanecen enterradas, dijo.

Panorámica del área de excavación de uno de los sitios arqueológicos conteniendo vestigios de la civilización Maya en la Joya de Cerén, El Salvador.

Sheets está particularmente interesado en los recipientes y contenedores provenientes de una estructura religiosa encontrada en Cerén, excavada en 1991. La estructura contenía elementos tales como un vestido con la cabeza de un ciervo pintado de rojo, azul y blanco; una olla grande pintada y con forma de cocodrilo; huesos de ciervos cuidadosamente seccionados, y pruebas de que grandes cantidades de alimentos como la carne, maíz, frijol y calabaza se preparaban en el sitio y se entregaban a los aldeanos de la estructura, dijo Sheets.

Los residentes de Cerén aparentemente estaban participando en una ceremonia espiritual en el edificio cuando el volcán hizo erupción, y no regresaron a sus casas de adobe, ya que las excavaciones demostraron que estas casas fueron cerradas desde el exterior y no se encontraron restos humanos dentro de ellas. "Creo que pudo haber una evacuación de emergencia desde el sitio ceremonial cuando el volcán hizo erupción", concluyó Sheets. Hasta la fecha, no han sido encontrados los restos de los pobladores Mayas de Cerén.

Fuente: Science Daily

Artículos relacionados:

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
All HTML will be escaped. Hyperlinks will be created for URLs automatically.